jueves, 20 de febrero de 2014

ALBERTO MANUEL MONTERROSO NOS RESEÑA HOY SU NOVELA: "LA CÓRDOBA DE CLAUDIO MARCELO"

Todos los escritores, al finalizar una novela, deseamos ser el centro de atención. Anhelamos las opiniones rápidas de los lectores y la reseña positiva de los críticos que impulsen nuestra obra a ser leída por todos. Pero esto no siempre sucede. ¿Alguien se ha preguntado qué siente el novelista al finalizar su obra? ¿Cómo definiría su trabajo una vez publicado?

Este cuestionario pretende transmitir la visión del escritor. Le preguntaremos sobre su novela y le daremos la oportunidad de promocionarla y hacerse autocrítica. En definitiva, será su manera de convencernos para que leamos su novela.

HOY NOS PRESENTA SU OBRA Alberto Manuel Monterroso Peña

1) Este cuestionario lo leerán muchas personas, algunas no te conocerán. Preséntate a tus nuevos lectores.

Soy Alberto Manuel Monterroso Peña, doctor en filología clásica y profesor de Latín. Siempre he sido un apasionado de la cultura clásica, de la antigua Grecia y Roma, y esa pasión fue precisamente la que me animó a escribir novela histórica. También he participado en muchas actividades relacionadas con este mundo: he participado en jornadas de novela histórica, comisariado exposiciones y dado conferencias sobre la Córdoba romana y el mundo grecolatino en general. En 2009 publiqué mi primera novela “El emperador impasible”, (Alcalá grupo) que trata sobre Marco Aurelio, el emperador filósofo. Le ha seguido “La Córdoba de Claudio Marcelo” (CordobaLibros) en que el protagonista es precisamente el fundador de Córdoba y la vida apasionante y llena de emociones que le tocó vivir. También he publicado un libro de relatos dentro de la colección Guadalquivir titulado “Relatos Romanos” (JM ediciones) y actualmente trabajo en una novela centrada en el reinado del emperador Cómodo y en la que quiero describir el inicio de la decadencia del Imperio Romano.

2) ¿Cómo se llama tu nueva novela?

La Córdoba de Claudio Marcelo.

3) Dinos, lo más resumido que puedas, cuál es el tema central de tu novela, en qué tiempo se desarrolla y qué has querido transmitir con ella.

La novela comienza “in medias res”. Es el año 152 a.C. y Claudio Marcelo pasea por las calles de Córdoba. Tiene aproximadamente cincuenta y pocos años de edad y se enfrenta al momento más difícil de su vida. Entonces vuelve la vista atrás, al día en que todo empezó, veinticinco años atrás, el día de la muerte de su padre. Desde ahí la novela adopta una línea cronológica en la que discurre la vida del fundador de Córdoba, los problemas que tiene que afrontar en el senado, las luchas de poder, las intrigas, el amor y las aventuras que ha de afrontar en los tres escenarios que marcaron su carrera: Roma, Córdoba y Numancia.

4) ¿Se ha publicado en papel o en digital? Dinos con qué editoriales y no dudes en poner su página web para que podamos conocerlas.

Todas mis novelas se han publicado en papel. La primera El emperador impasible, con Alcalá grupo editorial y la segunda, la Córdoba de Claudio Marcelo con CordobaLibros. Mi página web con información más detallada es www.albertomonterroso.es

5) Los autores nos encariñamos con nuestros personajes. Háblanos de ellos y dinos cuál es tu preferido.

Sinceramente tengo dos personajes favoritos, son dos de los mejores sabios del mundo antiguo romano: uno es Marco Aurelio, un hombre singular, emperador filósofo de familia bética considerado uno de los mejores gobernantes de la Historia. Lo traté en mi primera novela “El emperador impasible”. El otro personaje lo conozco muy bien pero aún no he escrito una novela sobre él. No sé si me atreveré algún día, me refiero a Séneca.

6) Las ideas surgen como chispas, a veces nos vienen cuando menos nos lo esperamos. ¿De dónde partió la idea de escribir esta historia?

Todo surge del estudio, del conocimiento que adquieres de los periodos históricos. A medida que investigo sobre la Antigua Roma y su relación con la Bética, la actual Andalucía, encuentro personajes dignos de novela, de vida apasionante y totalmente trascendente, la época de Séneca el Viejo, la de su hijo, la de aquellos béticos que intrigaron para asesinar a Domiciano y colocar en el trono a la dinastía de Trajano, todos ellos procedentes de la Bética. Hay un sinfín de personajes de la Bética romana, por ejemplo, que esperan novela.

7) La novela histórica es un trabajo muy arduo. ¿Cuánto tiempo te llevó documentarte y recopilar todos los datos suficientes para desarrollarla?

Juego con ventaja porque conozco muy bien esta época histórica, quiénes son los personajes y cómo se mueven. Una documentación que puede llevar casi un par de años, si es sobre un tema que conozco, puede llevarme pocos meses.

8) ¿Qué fue lo más anecdótico que te encontraste en esta documentación?

Lo más anecdótico suelen ser asuntos de la vida privada de los emperadores y cosas así. Lo más impactante es descubrir que los nativos romanos de la actual Andalucía jugaron durante los dos primeros siglos del imperio romano un papel importantísimo y desconocido.

9) ¿Por qué crees que esta novela merece ser leída?

La Córdoba de Claudio Marcelo no es solo una novela corta (unas 130 páginas), atractiva, con intriga, con personajes apasionantes. También refleja perfectamente el ambiente de la antigua república romana. El rigor histórico está siempre presentes en todas mis novelas. La ambientación está muy cuidada y responde fielmente a la realidad. Pero además el personaje Marco Claudio Marcelo, es un hombre de una dimensión moral, política y humana fuera de lo corriente.

10) Déjanos abrir boca. ¿Nos permites leer un trocito de ella? 

Claro. ¿Por qué no el primer capítulo, que es el más corto? Ahí va:

Alto el semblante

El tres veces cónsul Marco Claudio Marcelo paseaba orgulloso su mirada por las calles de la ciudad de Córdoba. Rodeado por sus lictores, que se mantenían a distancia, podía percibir la admiración de los ciudadanos que habían hecho fortuna en las prósperas tierras de la Bética, orgullosos de formar parte de la ciudad que el mismo Marcelo fundara 16 años atrás.

Alto el semblante de facciones recortadas, nariz afilada y mirada penetrante. Vestía una rica toga ribeteada en púrpura. Su porte noble, el rostro sereno, el pelo corto, peinado hacia adelante, como era habitual en las altas instancias del senado romano y especialmente en su familia. Tal era la imagen que había mostrado su abuelo cuando se enfrentó al terrible Aníbal y murió en una emboscada que le tendió el pérfido cartaginés.

Claudio Marcelo caminaba erguido, con el rostro descubierto, sereno y afable, mirando con la pétrea intensidad de sus ojos grises. La nariz recta y los labios finos. La barbilla menuda bajo una frente lisa y clara. Su mirada parecía tranquila y la paseaba impasible por la ciudad de Córdoba, posándola de vez en cuando en los rostros de los ciudadanos cordobeses, transmitiéndoles una sensación de seguridad de la que él, en el fondo, carecía. Detrás de esa mirada ecuánime, serena, tranquilizadora, se agitaba un espíritu inquieto, urgido por los tremendos problemas con que habría de enfrentarse desde su llegada a Hispania. Detrás de esa mirada aparentemente tranquila, que cumplía a la perfección el objetivo propuesto, se escondía una doble preocupación que le arañaba el estómago en las largas noches de insomnio: el acoso de parte del senado y el ataque de los lusitanos, que amenazaban con desequilibrar el poder romano en Hispania. No pudo evitar, en estos momentos en que estaba en peligro el proyecto de toda una vida, volver la vista al pasado, recordar el momento en que todo empezó veinticinco años atrás: el día de la muerte de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA