miércoles, 9 de marzo de 2016

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA BUENA REPUTACIÓN, DE IGNACIO MARTÍNEZ DE PISÓN

Una crónica de Sara Esturillo, historiadora y asistente de coordinación de las JNHG. 

El pasado mes de febrero, las Jornadas de Novela Histórica se trasladaron al centro de París con la intención de disfrutar de algo más que las increíbles panorámicas de la ciudad. Se presentaba allí el libro La buena reputación¸ de Ignacio Martínez de Pisón, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Narrativa.

Oportunidades como esta no deben dejarse pasar, así que a las siete de la tarde, mientras en París se van a casa hasta los gatos, esta representante granadina se personifica en el Instituto Cervantes, dispuesta a disfrutar de una soirée literaria. Allí, junto a Martínez de Pisón, se encuentran para la presentación el director del Instituto, Juan Manuel Bonet, la escritora francesa y especialista en temas judíos Line Amselem, y el escritor español Use Lahoz.

La buena reputación es, antes que nada, la historia de una familia, de abuelos a nietos, que cubriendo cinco novelas sucesivas dedicadas a cada uno de ellos, acompaña al lector desde los años cincuenta hasta la década de los ochenta, dejando por el camino un interesantísimo retrato de la clase media española en aquellos años. Trascurre, sobre todo, entre Melilla y Zaragoza, ciudades a través de las cuales podremos ver la forma en que influye,sobre su propia vida y sus circunstancias, el tiempo histórico que a cada personaje le toca vivir. En la novela conoceremos los años que siguieron al fin del protectorado de Marruecos, con especial atención a las consecuencias que tuvo sobre la población judía española del norte de África.


El primer turno de palabra es para el director, Bonet, quedestaca el aspecto judeo-español de la novela, así como su apego a los detalles exactos del pasado histórico. Los ambientes de la época, dice, están muy bien representados, así como la evolución de las costumbres. Lahoz, por su parte, alaba a Martínez de Pisón como un escritor al que admira, de corte realista, que empezó a publicar siendo muy joven, y que se interesa mucho por el marco histórico de sus tramas. Con La buena reputaciónrecupera el tema de la familia: es una novela de personajes.

Amselem destaca el hecho de que la novela se centre en una familia mixta (judío-cristiana), algo que puede ayudar a entender la situación para los desconocedores de la cultura de un judío de Melilla. La novela se compone a su vez de cinco novelas, así que el lector cambia de perspectiva, pero la voz del narrador siempre es la misma, y eso mantiene la unidad del libro.

Toma la palabra Ignacio, y lo primero que nos cuenta es su motivación para escribir una novela como La buena reputación: conoció a un judío melillense, cuya historia familiar estaba vinculada a la historia de España,y esto despertó su curiosidad, así que se planteó contar una historia parecida a la esa familia. El marco de Melilla le parecía interesantísimo, y en una época como la que comprende el final del protectorado marroquí el conflicto narrativo estaba servido.

Se abre el turno de preguntas e Ignacio Martínez de Pisón se prepara para responder a la curiosidad de los que allí estamos:

¿Por qué la familia como excusa?

I.M.P.: Porque es generadora de conflictos, atrapa a la persona: estamos al mismo tiempo deseando huir de ella y siempre teniendo la necesidad de volver. Las historias de familias siguen siendo válidas desde la literatura más milenaria, con esquemas tan antiguos como la Biblia. En este libro, por ejemplo, hay un hijo pródigo. En las familias hay una suspensión de la responsabilidad, porque muchas veces se establecen roles que vienen desde la infancia: hay papeles asignados desde el principio que se perpetúan mucho después. Eso es algo sobre lo que merece la pena reflexionar, y que puede ser una fuente para el conflicto que todo autor necesita a la hora de componer su novela.

¿Por qué el títuloLa buena reputación?

I.M.P.: Bueno, ésta es una novela sobre la clase media, y la buena reputación es algo que a la clase media siempre le ha preocupado mucho. La clase media es la gran olvidada de los novelistas: no ha merecido toda la atención que habría debido tener, y muy pocas veces se habla de sus miserias y sus problemas. En la tradición norteamericana se les ha prestado mucha más atención, pero es un hecho que en España, en las novelas no se habla de dinero. A mí me gusta que en la novela se sepa qué dinero tienen los personajes, cuándo se han comprado una casa y cuánto les ha costado, cómo ganan el dinero y cómo lo gastan. Los personajes, a diferencia de las personas, son entes de los que el novelista debe saberlo todo, así que también debe saber estas cosas: cuál es el trato del personaje con el dinero. Esta clase media ha sido protagonista de la segunda mitad del siglo XX en España y fue en gran medida la impulsora de la transición, con la incorporación a Europa, y eso era algo que debía plasmarse en la novela. Al margen de esto, todos los personajes se enfrentan en algún momento al problema de su propia reputación.

¿En qué medida tienes en cuenta a tu público cuando escribes?

I.M.P.: No creo que se pueda escribir para uno mismo: en ese caso, no publiques. Se escribe para los demás, es un acto social, se emite un mensaje y el acto de comunicación no está completo hasta que no encuentra un receptor. Cada lectura es diferente con cada receptor, además, así que el público es importantísimo. Lo que pasa es que yo no tengo claro quiénes o cómo son mis lectores: yo sólo pienso que son los mejores (risas). Mis lectores más cercanos son aquellos que leen mis libros en el primer círculo, incluso antes de la publicación. Pero si no tuviera lectores no podría tener la vida privilegiada que tengo: no podría dedicarme a escribir y no me pagarían por ello. Si me dedico a esto es porque hay una cifra lo bastante grande de gente que me ha seguido, y eso es lo mejor que me ha podido ocurrir.

La presentación sigue con la firma de los libros, y yo no pierdo la oportunidad de conseguir la mía. Mientras tanto, para aquellos que quieran ir probando la lectura de La buena reputación, dejo el enlace a su primer capítulo. No decepciona.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA