lunes, 14 de marzo de 2016

RUTA HISTÓRICO-LITERARIA POR EL ALBAICÍN

Una actividad dirigida por Sara Esturillo y Noelia Ibáñez, historiadoras y colaboradoras en la coordinación de las Jornadas de Novela Histórica de Granada.

El pasado sábado, las Jornadas de Novela Histórica vivieron una perfecta mañana de sol, literatura e historias. Tal como prometían el clima y el tema, la asistencia a nuestra ruta por el Albaicín fue alta, así que pudimos dar un empujón a nuestros esfuerzos por impulsar el éxito de las Jornadas de la manera que más nos gusta: recorriendo los rincones de la ciudad de la mano de sus leyendas y su Historia.


En el mirador de San Cristóbal nos encontramos cerca de cuarenta personas, y ya desde allí comenzamos a explorar los orígenes de la Granada romana, sus avances hasta convertirse en municipium, y sus primeros momentos de ocupación musulmana, durante el reinado de la dinastía Zirí.


La llegada de los Reyes Católicos a Granada quedó patente en la observación de las actuales iglesias, mezquitas reconvertidas para el culto cristiano, tales como la de San Cristóbal o la de San Bartolomé. En la primera, pudimos ver el uso de materiales de acarreo para su construcción, a comienzos del siglo XVI: lápidas reutilizadas que se pueden encontrar buscando en sus muros. En la segunda, aún conservamos un minarete convertido en campanario, original por el uso de los diversos órdenes constructivos en la decoración de sus ventanas.


Nuestro paseo nos llevó hasta el Carmen de la Cruz Blanca, donde pudimos dedicar unos minutos a recordar a Francisco Ayala, y a conocer de la mano de sus palabras uno de los lugares en los que residió durante su infancia. Desde allí, tuvimos tiempo de pasar por el Carmen de las Tres Estrellas, así como de acercarnos un poquito más a la leyenda que rodea el Aljibe de la Vieja.

Plazas y calles albaicineras se fueron abriendo a nuestro paso, camino del Palacio de Dar al-Horra. Tuvimos tiempo de hablar de las revueltas moriscas mientras disfrutábamos de las vistas de la Plaza de Aliatar y la Placeta del Abad, y dedicamos unos momentos a conocer la historia de la Iglesia del Salvador, en tiempos nazaríes mezquita mayor del Albaicín.


Hubo un instante para cada tiempo vivido por aquellas calles, y al finalizar nuestra ruta, junto a la casa de los mascarones, un poema de Soto de Rojas nos recordó que Granada es ciudad de paraísos cerrados y escondidos, que sólo se abren al visitante lo bastante audaz como para adentrarse en sus secretos. Desde allí –y desde aquí– invitamos a todos los que nos acompañaron, y a quiénes ahora nos leen, a aventurarse en el mundo de la novela histórica, de la Historia y la Literatura, de la mano de nuestras Jornadas.

¡Nos vemos pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA