domingo, 3 de julio de 2016

JOSE BARROSO NOS HABLA SOBRE SU NOVELA"EL SECRETO DE ARUNDA"

1.- ¿Cómo se llama tu nueva novela?

Se titula "El Secreto de Arunda". 
Arunda es el nombre antiguo de mi ciudad natal, la bellísima Ronda.


2.- Dinos, lo más resumido que puedas, cuál es el tema central de tu novela, en qué tiempo se desarrolla y qué has querido transmitir con ella.

La novela se desarrolla durante la reconquista de la ciudad por parte de los reyes católicos. Hay un oscuro pasaje histórico gracias al cual, el ejército de los reyes encontró un acceso secreto a una ciudad que parecía verdaderamente inexpugnable. La novela relata el conjunto de hechos, peripecias y casualidades que llevaron a la caída de la plaza más fuerte de Al-Andalus.

3.- Las ideas surgen como chispas, a veces nos vienen cuando menos nos lo esperamos. ¿De dónde partió la idea de escribir esta historia?

Pues tengo que decir que la idea surgió hace algunos años en clase de historia y estando en la propia Arunda (hoy Ronda). Repasábamos esta parte de la historia y el profesor nos nombró de pasada este pequeño gran misterio. Mi imaginación de escritor hizo el resto.

4.- La novela histórica es un trabajo muy arduo. ¿Cuánto tiempo te llevó documentarte y recopilar todos los datos suficientes para desarrollarla?

En total necesité algo más de dos años para escribirla, pero no fueron continuos, por lo que desde que la empecé hasta que logré terminarla, transcurrieron algo más de cinco años.

5.- Háblanos de tus novelas de género histórico. Cuántas has escrito y dinos cuál te proporcionaron mayores satisfacciones.

El Secreto de Arunda es la tercera novela que publico. Las dos anteriores, EL Ocaso de Alejandría y El Ocaso de la República, forman parte de una saga y se centran en el cambio de la republica al Imperio Romano.

EL Ocaso de Alejandría lleva más de año y medio entre las más vendidas en el apartado de Novela Histórica y me da muchas satisfacciones. Espero que siga así. Es el principio de la saga IMPERIVM y vivo una promoción continua con ella.


6.-Entre la publicación de tu primera novela EL Ocaso de Alejandría y la última El Secreto de Arunda, han pasado 2 años qué crees que ha cambiado en el mundo del libro desde entonces.

Creo que sobre todo la irrupción de los formatos digitales. Cuando salió al mercado mi primer trabajo, los lectores de libros en formato digital eran una minoría. Hoy son prácticamente el 50%. 

Yo personalmente vendo más en formato digital que en formato libro. La principal diferencia es que empezamos a pensar, a maquetar, y a crear formatos que sean atractivos desde el punto de vista digital, además del tradicional.

7.- ¿Y del ebook, qué opinas?

Es el futuro. Por facilidad, precio, difusión y alcance. Siempre quedaran románticos del formato libro, entre los que me incluyo, como quedan amantes del vinilo entre los aficionados a la música. Pero no creo que el crecimiento de los nuevos formatos tenga marcha atrás.

8.- ¿Qué sacrificaste o sacrificas a diario para poder escribir?

Supongo que todo escritor renuncia a parte de su vida social para escribir. Yo necesito cierta introspección, tranquilidad y concentración, que encuentro en casa, estando solo y sobre todo los fines de semana. Cuando otras personas están relacionándose o tomando algo, yo estoy narrando las batallas de Julio César. En cualquier caso es un sacrificio muy satisfactorio cuando consigues el favor del público.

9.- Enséñanos tu trabajo ¿tienes página web? ¿Podemos leer on-line algún capítulo de tus libros?

Si, tengo página web, www.jose-barroso.com

No tengo cargados capítulos de mis obras pero se puede estar al tanto de novedades y de mis artículos en prensa, que cargo en el apartado «blog» tiempo después de ser publicados. 

10.- Déjanos abrir boca. ¿Nos permites leer un trocito de ella?

Un cuerpo oscilante es balanceado por la suave brisa del atardecer. Los chiquillos, sucios, harapientos y acostumbrados a la escena, juguetean a su alrededor, ignorando al difunto. La soga de la que cuelga, curtida en mil y una ejecuciones, cruje de forma seca con cada movimiento y hace girar lentamente el cadáver. Una madre reclama la atención de los niños para que se alejen del patíbulo y dejen en paz al fallecido. A cierta distancia, un hombre de mediana edad ricamente ataviado, observa la macabra escena con lágrimas en los ojos y labios apretados con rabia. Su tez blanca y sus cuidadas manos delatan su origen burgués y acomodado. Sin embargo, una barba que lleva varios días sin ser rasurada y las prominentes ojeras azules dan al traste con lo que pretende ser una cuidada imagen en aquel desconocido.

Anochece en Sevilla. El olor empieza a ser pestilente y el tenue sol ya no calienta, aunque las protestas del populacho exigiendo el comienzo de las obras del alcantarillado han sido fuertes. Todo se solucionó con un austero reparto de grano; la plebe estará tranquila y callada otro par de meses. Además, el ahorcado empieza a descomponerse, así que al percibir la fetidez el hombre da lentamente media vuelta y se aleja por un callejón cabizbajo y pensativo. Solo las voces de los niños jugueteando rompen la paz en la plaza de Oriente. Sobre los arcos de los pórticos aledaños, que ofrecen cobijo a algunos perros escuálidos y elevan la edificación hasta los tres pisos, las altas ventanas están desiertas y solo algunas permanecen cerradas con su doble hoja de madera apolillada y carcomida. En el resto, aparece la luz parpadeante de las primeras velas que iluminan los lúgubres interiores. Las fachadas, encaladas una y otra vez, aparecen ahora amarillentas, y las puertas, bajo los arcos de piedra maciza, casi no se ven.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA