domingo, 6 de julio de 2014

CUESTIÓN DE ESCRIBIR NOVELA HISTÓRICA. HOY CONTESTA... OLALLA GARCÍA





OLALLA GARCIA


1.         Preséntate tú misma a tus lectores.
Soy Olalla García. Escritora, docente, traductora literaria. He estudiado Historia e impartido clases en la universidad. A día de hoy tengo cuatro novelas publicadas: “Ardashir, Rey Persia”, sobre la creación del imperio sasánida (s. III); “Las puertas de seda”, sobre el conflicto entre Roma y Persia (Shapur y Valeriano) trasladado desde el campo de batalla a las vidas privadas de una serie de personajes sacudidos por el conflicto (s. III); “El jardín de Hipatia”, sobre las luchas de poder en Alejandría en tiempos de la filósofa Hipatia (s. V); “Rito de paso”, sobre el pintor Caravaggio y su turbulenta estancia en la isla de Malta, entre los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén (s. XVII).
Para saber más, seguir leyendo…

2.         ¿Cuándo escribiste tu primera historia?
Escribo desde que era muy pequeña, cuando estaba en el colegio. No recuerdo cuál fue mi primera historia, pero sí puedo decir que gané mi primer certamen literario con once años, y para entonces ya llevaba bastantes cosillas escritas.

3.         ¿Cómo recuerdas los comienzos de tu profesión de escritor?
Hubo una época, en el instituto y después en la universidad, en que escribía todos los días, sin falta, durante una o dos horas. Además, indiscriminadamente: relato breve, poesía, historias largas, descripciones, diario… También llevaba una libreta en la que anotaba las conversaciones interesantes que oía en la calle, el autobús… Si sumamos a esto que siempre he sido una lectora voraz, el resultado es que, cuando empecé a escribir mi primera novela, tenía ya un amplio bagaje a mis espaldas. Y creo que eso se nota.



4.         ¿Has podido, en algún momento de tu vida, vivir de la escritura?
Sobrevivir, sí, aunque no sólo de las novelas, sino del conjunto de actividades que realizo en colaboración con las editoriales. La escritura es una de ellas, pero también trabajo, por ejemplo, en traducción.

5.         ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?
Aprendí a leer en casa, a los tres años, cuando en el cole nos enseñaban a colorear dibujos. No recuerdo cuál fue mi primera lectura, pero en casa no teníamos libros infantiles, así que saqueaba la biblioteca de mi padre. Lo que sí recuerdo es que hubo un libro que me dejó profundamente impresionada: “Cien años de soledad”, que leí tal vez a los diez años, aunque ahora sé que no era capaz de entender la mayor parte de la historia. El primer libro que sí entendí completamente y que me marcó fue “La historia interminable”, a los doce años. Sigue siendo uno de mis favoritos.

6.         La inspiración siempre es esquiva, o no. ¿Tienes algún método o rutina para que no falte a la  hora de escribir?
Ningún creador puede vivir sólo de la inspiración. Lo importante es adquirir experiencia y técnica, es lo que a la larga sostiene nuestras obras. Eso sí, el esfuerzo constante ayuda a que cuando llega la inspiración, te pille trabajando, como decía Picasso.

7.         Reseña, sin humildad, tus libros mejor escritos.
Si no os importa, prefiero dejar que los reseñen otros. Un colega me dijo una vez una frase muy sabia: “El escritor no lee lo que ha escrito, sino lo que ha querido escribir.” Así que no considero que la reseña de una obra propia sea fiable. Pero, si queréis, os dejo algunas frases que tras personas han escrito sobre las mías:

“Ardashir, Rey de Persia”, ArtHistoria:
Una excelente novela. La maestría de la autora nos desvela el fascinante mundo de los usos culturales de los persas, desde la intimidad de sus hogares hasta el esplendor capitalino de las grandes familias o de la corte de Ctesifonte. Podrían haberse cargado las tintas del exotismo, pero es precisamente el cariño de la autora a este periodo y su mucho saber lo que hacen que la novela enganche con la curiosidad del lector de la primera a la última página.



“Las puertas de seda”, Anika entre libros:
Si tuviera que definirla con un solo calificativo éste sería: elegancia. (…) Elegancia presente en un cuidado exquisito por el cómo se cuenta, que se traduce en una narración ágil y eficaz, en la que cada palabra aparece perfectamente colocada en su justo lugar. (…) Es una novela en estado puro.
Los personajes son de carne y hueso, sólidos, perfectamente dibujados, con una psicología peculiar y propia, protagonizando una serie de peripecias a cuál más apasionante; personajes que terminan convirtiéndose en tus amigos y de los que te cuesta mucho separarte al final



“El jardín de Hipatia”, Historia de National Geographic:
Historiadora de formación, Olalla García escribe desde un profundo conocimiento. Muestra perfectamente desde los más nimios detalles cotidianos hasta las más complejas cuestiones del ambiente ideológico. La palabra fluida y las tramas absorbentes hacen de esta obra un libro muy bien contextualizado y de una lectura muy recomendable.



“Rito de paso”, Hislibris.
Narrada con propiedad, con buen estilo, manteniendo el equilibrio entre unas partes y otras, de modo que el tempo y el ritmo se mantengan crecientes y no haya tiempos muertos, solo breves momentos de respiro, para continuar subiendo el tono. (...)
En suma, Olalla García, que en sus anteriores novelas ha complacido a crítica y público lector, se ha superado a sí misma con esta nueva novela. El lector tiene garantizadas unas horas (o días, depende su tiempo de lectura) de entretenimiento y de placer.

8.         ¿A qué personaje de tus novelas te gustaría dar vida?
Para mí, de alguna manera, todos están vivos. Pero si tuviera que elegir a uno solo, tal vez sería Abursam, el protagonista y narrador de “Ardashir, Rey de Persia”. Tal vez porque tu primera novela es algo muy especial, y sus personajes  te han estado acompañando de forma conmovedora.

9.         ¿Crees que el negocio editorial va por buen camino?
Por buen camino ¿para quién? Porque hay un montón de agentes implicados: escritores, editores, distribuidores, libreros… Yo tengo relación personal y profesional con todos ellos. Y, en general, parece que nadie está del todo satisfecho con cómo marchan las cosas en este momento. Así que supongo que la respuesta es: no.

10.      ¿Cómo compatibilizas tu vocación con tu vida particular?
Es complicado, porque la escritura es una de las actividades más absorbentes que existen y, si se lo permitiéramos, nos arrebataría todo: las horas de sueño, las de vigilia, el tiempo personal, el de la familia, los amigos. Hay que saber cuándo decir “basta”. Pero no siempre es fácil.

11.      ¿Cuál es tu peor manía a la hora de escribir?
Terminar lo que he empezado. Y esto vale para cualquier actividad de mi vida cotidiana. Por eso, cuando me levanto y planifico el trabajo del día, siempre intento ser realista con respecto a cuánto puedo avanzar; por ejemplo, si veo que no me va a ser posible terminar una escena, prefiero no empezarla en lugar de dejarla a medias. Además, esta forma de trabajar es muy gratificante porque sientes que vas cumpliendo objetivos día a día. 
12.      Indícanos un autor predilecto anterior al s.XX que te haya convencido como lector y como escritor.
Hay muchos, muchísimos. Soy una gran lectora de clásicos, y en concreto, la literatura del s. XIX me fascina. Por mencionar uno que está entre mis favoritos: Nikolái Gógol y su maravillosa obra inconclusa Almas muertas. Ojalá nos hubiera llegado la segunda parte, cuyo manuscrito el autor quemó antes de morir.

13.      ¿Ebook o en papel?
Cada uno de ellos tiene sus ventajas. Yo me he criado con libros en papel, así que siento una emoción especial al olerlos, pasar las hojas… es una experiencia sensorial que refuerza el placer de la lectura. Por otra parte, el libro electrónico tiene otras virtudes: es barato, liviano, manejable, ahorra espacio… Y eso también se agradece. Se acabó el sobrecargar con diez kilos de libros en cada viaje. Y las estanterías… ¡buf! En casa tengo en todas las habitaciones; y los armarios, llenos con libros en lugar de con ropa. Que nadie diga que el saber no ocupa lugar.

14.      ¿Qué relación te une con Granada?
Familiar y profesional. Un montón de buenos recuerdos; encuentros y reencuentros con familiares, con amigos, maravillosos paseos por el presente y el pasado… hay donde elegir.

15.      ¿Qué te traes, actualmente, entre manos?
Mi principal interés en este periodo tiene que ver con la vida familiar, no con la profesional. Es el comienzo de una nueva etapa y quiero dedicarle tiempo, como a todos los momentos importantes en la vida.

16.      Recomienda un libro para este verano.
No voy a recomendar un título, pero sí precisamente eso: un libro. Y mejor si son dos o tres.

17.      ¿Qué es para ti la novela histórica?
Una forma de escritura tremendamente exigente, que requiere gran cantidad de preparación, tiempo y esfuerzo. Un buen autor de novela histórica tiene que reunir las habilidades de un buen escritor y de un buen historiador. Y eso no es nada sencillo.

18.      ¿Qué te has dejado en el tintero?
Ahora mismo, creo que nada. Pero seguro que en cuanto envíe el cuestionario me acordaré de algo más que me hubiera gustado decir. Suele pasar…

19.      ¿Existe algún libro que no te hayas atrevido a leer? ¿Puedes decirnos cuál y por qué?
No sé si diría que no me he atrevido, pero sí que hasta ahora no he tenido el estado de ánimo necesario para abordar la lectura: Finnegans Wake, de Joyce.

20.        ¿A qué escritor te gustaría que enviáramos este cuestionario? 
Veo que todos los nombres que acuden a mi memoria ya han respondido antes que yo. Todos ellos, amigos y colegas a los que admiro y respeto. Y eso me hace pensar que, a día de hoy, en nuestro país la novela histórica está magníficamente representada, y que es una suerte estar en semejante compañía.

Página Web de autora: www.olallagarcia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA