martes, 27 de octubre de 2015

SANTIAGO CASTELLANOS NOS RESEÑA SU NOVELA "BARBARUS, LA CONQUISTA DE ROMA"

1. La finalidad de este cuestionario es que sea el propio autor quien nos presente su novela. Cuéntanos cómo has comenzado en el mundo de la literatura y si tu experiencia es amplia, compártela con nosotros.

He comenzado muy recientemente, de hecho ha sido determinante el apoyo decidido de Ediciones B a mi primer proyecto de enjundia el que lo ha permitido. Fue MARTYRIUM (2012), una novela sobre la época de Constantino y el paso del cristianismo de religión perseguida a tener a sus líderes en la órbita del poder imperial. Y ahora ha llegado BARBARUS.

2. La inspiración siempre es esquiva, o no. ¿Tienes algún método o rutina para que no falte a la hora de escribir?

Sí. La documentación es un paso imprescindible. No escribo absolutamente nada, ni una sola letra, sin una fase de documentación que me lleva meses, mucho tiempo, en la que incluyo, poco a poco, la elaboración de una suerte de guión o esqueleto, que también me lleva meses, y en el que poco a poco voy encajando las piezas, los personajes, la trama, las situaciones. Antes de todo esto que te cuento, parto de una idea general, sé lo que quiero contar, la época la conozco, pero luego hay que preparar todos los ingredientes muy bien, despacio, con calma. Y ahí llegan esas fases que te decía y, finalmente, la escritura.

3. En estos días presentas “Barbarus, la conquista de Roma”. ¿Qué vamos a encontrar en este libro que no encontremos en otras novelas sobre el mundo romano?

Pues que el lector entra en Roma de la mano de los bárbaros. Es distinto a lo habitual. Generalmente las novelas “de romanos” adoptan la perspectiva de protagonistas romanos, y están muy bien hechas. Yo me planteé algo distinto: cómo los bárbaros, en este caso los godos, podían ver no solamente a los romanos, sino al Imperio en sí. Mi impresión es que, además, se trata de algo que, con distintas coordenadas, es actual. Los movimientos migratorios suelen ser vistos desde la óptica de la potencia, no desde la de los grupos humanos que se ven obligados a entrar en dicha potencia. O a intentarlo. Pese a las concertinas, por ejemplo. Pese a las reuniones de los políticos incapaces de gestionar una crisis migratoria, por otro lado. En el fondo, en Roma sucedió algo similar con los godos, que es el tema de mi novela. ¿Por qué el Imperio les dejó entrar? ¿Cómo los trató? ¿Y qué ocurrió después? Tales son las preguntas que la novela trata de contestar con una narración, espero, entretenida y ágil.


4. Eres profesor de Historia Antigua y como es lógico nos tratarás de convencer de que la Historia de la Antigua Roma aún dará para tema central de muchas novelas. Pero haciendo de abogado del diablo te preguntamos: ¿No está el mercado saturado de novelas de ambiente romano?

No soy yo el más indicado para decirlo. Es cierto que hay mucha oferta, pero probablemente también hay demanda. Lo digo a mis alumnos en la Facultad: Roma es, en buena medida, nuestro origen. Somos romanos aún en muchas cosas, lo suelo explicar también en las charlas de divulgación. Pero mis novelas no están ambientadas en la Roma digamos “clásica”, sino en la de la crisis del Imperio. Me interesa adentrar al lector en cómo aquel Imperio entró en crisis. Fue un proceso complejo, lo sabemos académicamente, y lo que yo intento hacer es entretener al lector, divertirle, y que de paso aprenda las claves de cómo Roma se fue diluyendo como imperio. Y el lector se sorprenderá al encontrar temas que le resultarán actuales, como la corrupción, la presión fiscal, los conflictos religiosos, las migraciones… Creo, sinceramente, que mis novelas aportan otro punto de vista distinto. 

5. Cuéntanos tu estrategia a la hora de documentarte. ¿Has encontrado como novelista sucesos históricos más interesantes que como historiador?

Es un punto crucial. Como bien dices, por mi profesión podría pensarse que me resulta fácil la fase de documentación. Y esa afirmación tiene una parte de verdad. Pero por otro lado hay cuestiones en las que en mis trabajos académicos apenas entro, y que sin embargo debo estudiar con precisión para mis novelas; me refiero a cuestiones de vida cotidiana, objetos, ambientes sociales, y desde luego cuestiones propiamente literarias, que funcionen para la trama y la evolución de los personajes. Es un esfuerzo tremendo, pero que luego cuaja para el lector, espero, en el ambiente, la atmósfera de las novelas.

6. ¿Qué es para ti la novela histórica?

Se trata de un tipo de literatura que ambienta una narración y unos personajes en una época del pasado. A partir de ahí hay diversos enfoques, puede abordarse más libremente, con poca política, o al revés, sin apenas aludir al contexto político, o con muchas batallas, o con pocas… Da igual. Cada autor tiene su enfoque. Lo importante es que esté bien escrita y que entretenga. A mi modo de ver, probablemente ahí me influye mi profesión de profesor Universitario, si esa novela puede enseñar algo al lector, mejor. Porque se supone que el lector que compra una novela histórica es aficionado a la literatura… y a la Historia. De ahí que, en mi criterio, la parte propiamente histórica del libro ha de ser rigurosa e ir en la lógica de la Historia. No contra ella. Que mientras el lector vaya avanzando en el libro, se divierta, se enganche, viva con los personajes, pero que al mismo tiempo aprenda procesos históricos que, como sucede con BARBARUS, están de plena actualidad. Lo decía antes. Me refiero a las migraciones masivas de gentes horrorizadas por la situación de la que huyen y que se encuentran con que el Primer Mundo (en BARBARUS ese Primer Mundo es Roma) les recibe con campos de refugiados, por ejemplo.

7. Como Asociación de Jornadas de Novela Histórica de Granada realizamos actos, rutas literarias y dos jornadas anuales sobre novela histórica. ¿Sabías de nosotros? ¿Crees que este tipo de actos son necesarios para impulsar el género?

Sí, sí, conocía las Jornadas, había seguido algo su desarrollo porque además Blas Malo, excelente autor y compañero de editorial, ha explicado muy bien en Internet su funcionamiento estos años. Me parece una iniciativa genial. Tanto la recreación histórica como las rutas literarias se hacen en otros países, especialmente en Inglaterra, y poco a poco se van incorporando a España. Y encima tenéis Granada como escenario… ¡¡No se puede pedir más!!

8. Hace unos días te veíamos en la propia Roma promocionando tu novela. ¿Qué se siente volviendo al lugar que has recreado en las páginas de tu libro?

Claro, imagínate. Mira, llevo explicando en las aulas Universitarias Historia de Roma desde hace años… muchos, me temo. En Roma había estado, claro, pero esta última vez fue totalmente distinto. Porque imaginaba a Fulvia y a Waldo acaramelados por las calles, a los poderosos en el Foro, o lo que cuento sobre el Anfiteatro Flavio (lo que se conoce como Coliseo), la corrupción, la vida de Dago y Eldes, en fin… fue muy emocionante. La editorial me apoya enormemente, estoy muy agradecido. Pude explicar a la prensa cómo era la Roma en crisis, a comienzos del siglo V, qué cosas iban cambiando, cómo avanzaba el poder del cristianismo, y cómo pudieron sentirse los inmigrantes. Y, desde luego, hablamos del saqueo de la ciudad en 410, que aparece en BARBARUS, y que fue algo así como el 11-S para los EEUU, por cuanto Roma sintió que era absolutamente vulnerable…

1 comentario:

  1. Enhorabuena al autor. Suena muy interesante su novela. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA